Beneficios de la apiterapia

Normalmente cuando una abeja viene directa hacia ti, ¿tú qué haces?, correr como si no hubiera un mañana, ¿verdad?. Pues quizás, después de que te contemos qué es la apiterapia, dejes de correr cuando veas una abeja cerca de ti.

La apitoxina es el veneno que se encuentra en el aguijón de las abejas hembras adultas y, a no ser que seas alérgico o alérgica a la apitoxina, se podría decir que ese aguijón se puede convertir en una fuente de curación natural bastante considerable.

La apitoxina es capaz de curar o mejorar los síntomas de enfermedades tales como la hipertensión, la esclerosis, la artritis, la psoriasis, lumbalgias y así hasta llegar a más de 100 enfermedades y patologías en las que se notará un beneficio del 80% desde la primera aplicación. Para poder hacernos una idea, la apitoxina tiene una propiedad analgésica 80 veces más potente que la morfina, una propiedad antiinflamatoria 300 veces más fuerte que la cortisona y, por último, es 500.000 veces más antiséptica que la penicilina.

¿Qué es la apiterapia?

Pues, precisamente, la apiterapia es una terapia fundada por Vicente Ferrer que se fundamenta en el uso de las micropicaduras de abeja y productos derivados como la miel, el polen de abeja, própolis o la jalea real.

Son muchas las aplicaciones de la apiterapia, no sólo para dolencias físicas, las picaduras de abeja también combaten contra la depresión y, además, la apitoxina también es usada para luchar contra el envejecimiento.

Un rostro conocido y abanderado de la apiterapia es la actriz Gwyneth Paltrow, muy conocida por su lucha contra la cirugía estética y el botox, reivindicando el uso de cosmética y productos naturales hasta el punto de haber creado su propia línea de maquillaje orgánico. La actriz ha declarado abiertamente que utiliza la apiterapia como un sustitutivo natural del botox, llevando a cabo micropicaduras de abeja en su piel para eliminar las arrugas.

apiterapia

Y ahora viene la segunda parte, ¿es muy dolorosa la apiterapia?. Pues lo que en apariencia puede resultar algo doloroso tratándose del aguijón de una abeja, los expertos en apiterapia aseguran que, exceptuando partes sensibles como la cara para los tratamientos de rejuvenecimiento, es prácticamente indolora y que, en muchos caso, incluso, se llega a aplicar, en la zona donde se va a tratar con las micropicaduras de abeja, un poco de hielo para hacer de efecto anestésico.

¿Te animas a probar la apiterapia?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *