Superar un divorcio

Superar un divorcio es sin duda uno de los acontecimientos más dolorosos si has llevado una vida de pareja durante mucho tiempo, ya que conlleva la pérdida de algunas ilusiones, la más importante, por supuesto, es no poder culminar el proyecto vital que se inició en conjunto, y eso puede traer consigo que se detenga tu vida diaria, ya que puedes sentirte enfrentándote a un futuro incierto y oscuro que no sabes como afrontar. Como consecuencia de esta situación, los demás campos de tu vida pueden verse afectados también y puedes ver como los ámbitos que nada tenían que ver con tu pareja pueden empezar un declive que no debes dejar que ocurra.

La vida está compuesta por muchos engranajes, y no porque uno falle han de fallar todos, deja que los que aún funcionan hagan que el que se ha parado siga girando por inercia, no porque uno falle se va a ir el sistema al garete, haz que todo lo que era tu vida individual restaure ese vacío que deja tu pareja y sigue adelante.

El matrimonio es solamente uno de esos engranajes, y cuando éste se detiene necesitará ayuda de los demás para continuar. Por eso es importante que hagas un esfuerzo para recuperar las actividades que llevabas a cabo en cada uno de los diversos ámbitos de la vida.

Por ejemplo:

Hijos: Los hijos deben ser sin lugar a dudas una de las prioridades de la vida de los padres, aun cuando no vivan juntos. Los pequeños requieren su apoyo y dedicación especialmente durante la primera fase del divorcio y necesitan saber que, a pesar de la separación de la familia, siguen teniendo a dos personas en las que poder confiar y con quienes pueden contar.

Amigos: Los amigos pueden suponer un problema cuando se produce una separación, porque normalmente se crean lazos con las mismas personas y éstas acaban siendo amigos comunes, y puede que éstos crean que cuando se produce la separación deben apoyar solo a uno de los dos integrantes de la pareja, que juzguen y emitan su veredicto decantándose por uno de los dos. Sin embargo es de esperar que los amigos originales de cada uno se decanten por el que en verdad era su amigo antes de comenzar la relación y corten a relación con uno de los dos o se alejen. A pesar de esta circunstancia, es importante que ambos adultos mantengan contacto con su grupo de amigos y estén abiertos a conocer e integrar nuevas personas a su vida. Sal y comparte momentos agradables con ellos, así verás oportunidades de descubrir que a pesar del dolor que puedas sentir por la ruptura, los momentos de felicidad y de pasarlo bien no se han ido por completo y ésto te ayudará a superarlo ese sentimiento de tristeza que te embarga.

Aficiones: Dedica tu tiempo a actividades que te sean de interés. Practica el deporte que siempre te ha gustado, si ya lo hacías, no lo dejes, vuélcate en él y saca tus malas vibraciones a través de la actividad física. Por otro lado, si eres buena lectora, busca nuevos mundos y nuevos títulos en libros que te llamen la atención y comparte esta actividad con otra persona. Siempre es agradable poder comentarlos.

Haz de estas cosas la piedra angular de tu nueva etapa y todo irá bien. Además, aunque en un principio no tengas ganas de conocer a nadie más, acabarás conociendo a alguien que te haga feliz y con el que puedas olvidar pasados amores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *